viernes, 2 de diciembre de 2011

Breve historia del pan...


Démeter
Es el alimento que más bocas ha calmado en tiempos de escasez y sin embargo hay muy pocos recetarios y tratados de cocina donde se le dé la importancia que merece, por lo que hemos pensado en que  le vamos a dedicar algún que otro capítulo con anécdotas, recetas de sus múltiples variantes para que los que disfrutan de algo de tiempo y ganas se enfrasquen  a preparar un rico pan en compañía de los pequeños de la casa . Será un dia que no olvidarán, una fiesta en la cocina y un disfrute del paladar.
Parece ser que las primeras notas que se han encontrado acerca del pan provienen de Egipto, cuna de civilizaciones adelantadas a los tiempos , en Mesopotamia ya se consumía una especie de pan  que confeccionaban con una mezcla de distintos cereales machacados de manera rudimentaria  y que vendían a peso. Los griegos fueron grandes panaderos, su diosa Démeter, protectora de los alimentos, ya poseía una gran melena de espigas de trigo maduro. Los romanos veneraban a la diosa Ceres con éste mismo fin.
Los griegos hacían un pan sin levadura de la que disponemos en la actualidad y ya tenían preferencia sobre el trigo al resto de cereales, y por lo que sabemos ya disponían en los mercados de distintos tipos de pan como pan de centeno, de trigo sarraceno, de avena etc, con varias clases de presentaciónes.
Tambien en la religión cristiana encontramos referencias acerca del pan en el antiguo y nuevo testamento.
Mas tarde, ya en la Edad Media y por diversas causas, hay una regresión gastrónomica importante que afecta sobre todo a las clases menos favorecidas, y precisamente es el pan el que se encarga de alimentar y al mismo tiempo matar a la población, el gorgojo causa estragos entre los ciudadanos más pobres que no disponen de una alimentación variada.
El gran emperador Carlomagno ya ordenó para tapar el hambre del pueblo que el gremio de panaderos trabaje a tiempo completo, bajo supervisión de los lugares de trabajo que debían de estar  en inmaculadas condiciones de limpieza.
En nuestro país el mejor pan era para los ricos y se elaboraba con trigo candeal, especie de alto contenido proteico que resulta excelente para la panadería y repostería, distinto del de los pobres por sus cualidades alimentarias, comentado en sus versos el obispo Etienn de Fougére, en Francia … “ El campesino… nunca comerá buen trigo, nosotros tenemos el mejor grano y el más hermoso y el más sano. La cizaña se queda para el villano si tiene oca bien cebada o una gallina o pastel de blanca harina pronto a su señor lo destina o a su señora en un parto .”
En la actualidad éste astro de la gastronomía vive relegado en una cruzada acusado de ser un alimento que engorda, aunque los defensores y nutricionistas se encargan de ponerlo en el lugar que le corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por ayudarnos a mejorar!